jueves, 18 de octubre de 2018

Antonio Portillo


Antonio Portillo Casado (Jaén 1963)
Seudónimo (Lope Machado y Quevedo)
Poeta y funcionario. Mi inquietud poética comienza en Bachillerato cuando conozco más a fondo a los poetas clásicos españoles (Lope , Quevedo, Bécquer, Espronceda, Zorrilla, Larra, etc. y sobre todo, cuando estudio a los poetas (Antonio Machado, Miguel Hernández, Lorca, Alberti, Celaya, Blas de Otero, León Felipe, etc.). Y comienzo a componer mis primeros poemas. Es en 2015, cuando me decido a publicar mi primer poemario, Amanece copo a copo (unos poemas de juventud). Creo que la poesía debe expresar belleza, conectar con la realidad, con las personas, ser sentida, sencilla. Defiendo una poesía que fluya del sentimiento, que emocione, que critique, que haga pensar, que remueva conciencias, que libere al Ser Humano. En definitiva, la poesía para mí es belleza, sentimiento, crítica y reflexión.
Premios:
Premio de Poesía del I Certamen de Poesía “Torreón” del Ayuntamiento de Las Gabias (Granada).
Reconocimientos:
Certificado de Excelencia, concedido por la Academia Norteamericana de Literatura Moderna por la elaboración del seminario “Las Metáforas en Antonio Machado”.
Reconocimiento por la aportación al prestigio de la Asociación de Escritores de Madrid.
Mis poemarios:
AMANECE COPO A COPO, nov. 2015 – ED. Bubok Publishing


FOTOS






lunes, 1 de octubre de 2018

Davina Pazos 3


Es autora de los poemarios: Hasta la muerte…¡carajo
Lo que más me duele es tu nombre, Premio de Poesía “Ernestina de Champourcín”, 2007 Diputación foral de Álava, en su XVII edición
Voces, Ed. Vitruvio, 2014.
En el otoño de 2016 publicó en la colección de poesía de Lastura su obra obra Cadáver para un libro
Su última obra publicada en esta misma colección es Tempestades (mayo, 2018).
Davina, es  la  poeta que juega con el hambre de la muerte. Y el azul del amor.
Un lenguaje ceñido, de verso corto y afilado, justo, medido entre lo sublime y lo carnal, perfilado con cuido, permite la claridad del decir, es una suite, es una sucesión de música y susurros es el amor, es el deseo.



FOTOS









jueves, 28 de junio de 2018

Guillermo Pérez Aranda


Guillermo Pérez-Aranda.

Nací, para bien o para mal, artista y, además, soy raro y algo excéntrico. Así son los gajes de este oficio y no voy. Cuando se es artista y conocido, esas rarezas se vuelven geniales y todo el mundo las imita o las critica; en cualquier caso, se tienen en cuenta, pero, cuando el artista es anónimo, las extravagancias no ayudan demasiado convirtiéndose en claros obstáculos para subsistir en sociedad.
Han dicho de mí que he sido un artista obsceno y también se ha comentado, en algún castizo mentidero de parroquianos beodos y aparentemente sinceros que, si soy inteligente, lo soy, sobre todo, como creador y que si estoy en este mundo es para hacer arte porque para otra cosa, no sirvo.
La literatura fue, en una primera aproximación, un refugio para mí en un mundo que me era hostil, contando historias mientras me aislaba del mundanal ruido. Durante mi adolescencia estuve más vinculado al mundo de la música, pero, primero por el nacimiento de mi hija y después porque, quizá la música no me podía permitir expresar todo lo que había en mi mente y en mi corazón, al final de mi veintena, decidí zambullirme de lleno en las letras para ahogarme y renacer de nuevo como un ave fénix literaria que ya sólo tenía como propósito en la vida: leer y escribir.

Publicaciones

Poesía             Versalias: cavilaciones de un poeta calvo
Novela; revelación  El milagro te mata.



FOTOS












jueves, 21 de junio de 2018

Veronica Aranda


Verónica Aranda Es licenciada en Filología Hispánica, gestora cultural, traductora y ha realizado estudios de doctorado (MPhil) en literatura comparada en la Universidad Jawaharlal Nehru de Nueva Delhi.
premios de poesía
Joaquín Benito de Lucas, Antonio Carvajal de Poesía Joven, Arte Joven de la Comunidad de Madrid, Antonio Oliver Belmás, Premio Internacional Miguel Hernández,y el Accésit del Adonáis, entre otros.

PUBLICACIONES
Poeta en India (Melibea, 2005), Tatuaje (Hiperión, 2005), Alfama (Centro de poesía José Hierro, 2009), Postal de olvido (El Gaviero, 2010), Cortes de luz (Rialp, 2010), Senda de sauces. 99 haikus (Amargord, 2011), Café Hafa (El sastre de Apollinaire, 2015),Lluvias Continuas. Ciento un haikus (Polibea, 2014), Otoño en Tánger (Trabalis-Aguadulce, Puerto Rico, 2016), Épica de raíles (Devenir, 2016), Dibujar una Isla (XX Premio Ciudad de Salamanca, que publicará la editorial Reino de Cordelia), y Mapas

 Ha traducido al castellano al poeta nepalí Yuyutsu RD Sharma, Poemas de los Himalayas, Claros de António Ramos Rosa Una casa con palabras dentro de María do Rosario Pedreira y En la pata del caballo hay siete abismos de Clarissa Macedo
Ha participado en Festivales de poesía e impartido ponencias y talleres en España, Marruecos, Francia y en varios países de Latinoamérica. Dirige la colección de poesía latinoamericana actual “Toda la noche se oyeron”



FOTOS