miércoles, 16 de diciembre de 2015

Karmelo C. Iribarren

Empieza a leer muy pronto y vorazmente ("sobre todo novelitas de aventuras según confiesa) y también empieza a trabajar pronto "de vendedor, de albañil, de encuestador, en fin, de todo". Y finalmente de camarero durante más de veinte años, aunque es a los trece cuando se pone por primera vez detrás de una barra "en una especie de residencia de ancianos".
Ni va a la universidad ni forma parte de ningún tipo de círculo o conventículo literario. "Eso sí, me he leído la Biblia en verso. Miles de libros". Durante mucho tiempo no se decide a reunir en un volumen sus primeros versos, aunque aparecen poemas sueltos en distintos fanzines ya a partir de los últimos setenta. Sin embargo, una noche de 1989, destruye todo lo escrito hasta ese momento, con excepción de unos cuantos poemas de 1985 y 1986, que integra más tarde en sus libros.
En 1993, el Ateneo Obrero de Gijón incluye su plaquete Bares y noches en la colección de poesía Máquina de Sueños, dedicada a difundir la obra temprana de autores poco conocidos, lo que le anima a enviar el original de su primer libro, La condición urbana, al editor y también poeta Abelardo Linares. La sevillana editorial Renacimiento, de la que éste es responsable, lo publica en 1995 y se convierte en su casa habitual en adelante.
Prosa
Diario de K, 
Poesía
La condición urbana
Serie B, 
Desde el fondo de la barra
La frontera y otros poemas
Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1985-2005
Ola de frío, 
Atravesando la noche
Versos que el viento arrastra
Otra ciudad, otra vida
Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1985-2012) 
Las luces interiores, 
La piel de la vida

Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1985-2015) (tercera edición corregida y ampliada




No hay comentarios:

Publicar un comentario